Sin esperanza y sin miedo

Diario de investigación (IV)

Posted: octubre 13th, 2020 | Author: | Filed under: doctorado | Tags: | Comentarios desactivados en Diario de investigación (IV)

En esta entrada quiero compartir un comentario que hice en uno de los foros de las asignaturas del doctorado. Una compañera abrió un  debate muy interesante y que suscitó un gran número de comentarios, en torno a la cuestión de la objetividad y la subjetividad en la investigación. En concreto, planteó si era realmente posible realizar una investigación sin que la postura del investigador acabe dirigiéndola hacia una dirección específica. Por lo general, el consenso giró hacia la comprensión de que no es posible que un investigador sea completamente objetivo, y que lo mejor sería hacer un esfuerzo consciente por reconocer aquellos sesgos que traemos con nosotros a la investigación. Así, podríamos afirmarlos honestamente para despejar cualquier duda sobre nuestros intereses, y buscar la objetividad en la medida de lo posible (al menos, como un horizonte inalcanzable pero que marca el camino).

Dándole vueltas a cómo aportar al debate recordé un artículo que leí hace unos meses y me impresionó bastante por la sistematización de enfoques y corrientes de investigación que ofrecía. El artículo es una entrada de The International Encyclopedia of Communication Research Methods titulada «Qualitative Methodology». A continuación, lo que destaco de este artículo en relación al debate planteado:

En cuanto a la noción de objetividad, el autor se refiere al término «paradigma», un «logro científico universalmente reconocido que, durante un tiempo, proporciona problemas y soluciones modelo para una comunidad de profesionales» (Kuhn, 199, pág. 10), pero tanto el autor como Kuhn reconocen que estos paradigmas son «objetos de batalla». Por lo tanto, el cristal a través del cual vemos la realidad cuando investigamos no es neutral sino que está construido bajo ciertos valores y fuerzas. Y, por supuesto, nosotros como investigadores individuales también estamos influenciados. El autor también formula una pregunta que suena muy parecida al debate propuesto […]: «¿Debe la investigación académica sólo explicar la realidad o se permite ir un paso más allá y apuntar a un cambio significativo de esa realidad?». Y, lo que me parece más interesante, después de Deacon y otros (1999, págs. 3 a 13) establece una diferenciación entre «tres principales enfoques rivales de la investigación social y cultural que sustentan la investigación contemporánea en los estudios de la comunicación y los medios»:

  • Positivismo. Se trata del enfoque más «objetivo», que intenta explícitamente que la investigación no se vea influida por valores personales o juicios subjetivos a fin de identificar los «hechos» y los efectos de las estructuras sociales.
  • Interpretativismo. En oposición, este enfoque propone que los investigadores se comprometan con los sujetos y objetos que investigan (de la manera en que lo hace el antropólogo), entendiendo el conocimiento social como una coproducción.
  • Realismo crítico. Este también es una alternativa al positivismo, centrándose no sólo en los hechos y los efectos de las estructuras sociales, sino también en el poder transformador de la actividad humana.

En mi opinión, el tercero -realismo crítico- es un enfoque con el que me identifico, buscando un punto medio entre reconocer la subjetividad inevitable en los intereses de investigación de uno, pero (como el resto de los colegas dijeron) al mismo tiempo ser honesto y producir un conocimiento que vaya más allá de ellos para abrirlo a la sociedad.


Comments are closed.